Palmira, Valle del Cauca, Colombia

Tribuna de opinión

La Teoría de los sistemas reconoce que nuestra realidad actual está conformada por muchas dimensiones, es dinámica y los procesos que se dan en ella son no lineales (no están regidos por el concepto clásico de causalidad).


En este artículo presentaremos la Teoría de Sistemas, explicando qué es y cuáles son sus conceptos fundamentales. La Teoría de Sistemas es un nuevo método de conocer y entender los fenómenos que ocurren en la realidad.

Su importancia reside en que nos permite comprender una serie de fenómenos actuales que no pueden ser abordados, de manera satisfactoria, exclusivamente desde las ciencias naturales o desde la investigación social. Por lo que se hace necesario un método que unifique ambos enfoques.

Estos fenómenos se caracterizan por encontrarse en la confluencia de diferentes disciplinas del conocimiento, no responder a una lógica causal y ser dinámicos. Por ejemplo, la evolución de una colonia de insectos, las fluctuaciones de los mercados internacionales, el funcionamiento del cerebro, la evolución del clima en la tierra y los procesos de desarrollo social.

Esta teoría surgió a principios del siglo XX, gracias al trabajo del biólogo e investigador austriaco Ludwing Von Bertalanffy.

Bertalanffy descubrió que se repetían coincidencias y patrones, en fenómenos abordados por diferentes disciplinas del conocimiento. Por ejemplo, la gráfica que representaba la expansión de un gas es idéntica a la que mostraba la evolución de los intercambios comerciales o el crecimiento de la población mundial.

Para Bertalanffy estas coincidencias, a las que denominó Isomorfismo, indicaban que dichos fenómenos compartían una naturaleza común.

Concluyó que la totalidad de estos objetos eran un sistema. El Sistema es una entidad independiente formada por un conjunto de múltiples elementos que interactúan entre ellos, para posibilitar la aparición de procesos a escala general.

Si recordamos cada uno de los fenómenos que hemos mencionado (la molécula, el gas, los mercados de valores y las sociedades), se encuentran conformados por diferentes elementos, a partir de cuya interacción se ponen en marcha los procesos y dinámicas llevados a cabo por el conjunto. Estos ejemplos poseen otra serie de características que los convierten en un grupo específico de Sistemas, denominado Sistemas Complejos:

En primer lugar, en todos estos ejemplos se dan fenómenos emergentes. Es decir, elementos que sólo aparecen a escala general y que no pueden derivarse de los elementos que forman parte del Sistema. Por ejemplo, en el caso del estudio del cerebro, el pensamiento, las emociones y los sentimientos no pueden ser explicados simplemente como una sumatoria de neuronas.

En segundo lugar, los procesos que se dan en estos ejemplos incorporan el concepto de Incertidumbre. Pues son procesos que se desarrollan en el tiempo y están sujetos a la aparición de fenómenos emergentes que pueden alterar la marcha de los acontecimientos. Por ejemplo, la capacidad de comunicación en tiempo real que nos aportan las aplicaciones móviles puede cambiar la dinámica de organización de los movimientos sociales, haciendo que sus acciones puedan alcanzar un impacto global, como en el caso de la Primavera Árabe.

En tercer lugar, la interdisciplinariedad. En un sistema complejo conviven elementos de diferente naturaleza, todos ellos interactúan y tienen influencia en la construcción y evolución del sistema; debido a ello no podemos entender el sistema como unidad si lo analizamos desde una disciplina específica, pues no tendríamos en cuenta las otras dimensiones de fenómeno.

En conclusión, la Teoría de los sistemas reconoce que nuestra realidad actual está conformada por muchas dimensiones, es dinámica y los procesos que se dan en ella son no lineales (no están regidos por el concepto clásico de causalidad). Características que no habían sido tenidas en cuenta ni por el método científico tradicional, basado en la descomposición de los fenómenos, ni por las metodologías clásicas de investigación social, basada en la lógica clásica y la causalidad.

Por todo ello, se hace necesario implementar un nuevo modelo de investigación, acorde con esa realidad. Un modelo que tenga en cuenta la dinámica de todos esos flujos, la emergencia de fenómenos, la incertidumbre y la no linealidad. Un método de trabajo basado en la interdisciplinariedad y en las visiones de conjunto.

¿Qué puede aportar este nuevo método frente a los métodos de investigación tradicionales? Básicamente, el uso de la Teoría de Sistemas, como método de investigación, permite abordar el desarrollo de los fenómenos desde diferentes puntos de vista, que se encuentran integrados en un proceso global; del mismo modo muestra la dinámica de evolución de los acontecimientos y cómo se suceden los diferentes cambios dentro del fenómeno estudiado y su relación con el entorno.

A priori, esto puede resultar muy abstracto y difícil de aplicar. Sin embargo, durante la década de los noventa, un grupo de investigación, dirigido por el físico argentino Rolando García, aplicó esta metodología para comprender una serie de crisis de abastecimiento, hambrunas y pérdidas de cosechas que ocurrieron en diferentes lugares del mundo (sobre todo África Subsahariana y América Central).

Entre sus conclusiones más destacadas se encuentran que, a diferencia del enfoque tradicional, estas situaciones no obedecían a una sola causa, sino a una confluencia de causas originadas en diferentes ámbitos (geografía, costumbres alimenticias, técnicas del cultivo, comercio, etc.). Que estos procesos no eran lineales, habiendo idas y venidas en su evolución.

Finalmente, descubrieron que estas situaciones formaban parte de un proceso mayor, por el que se estaba modificando, de manera general, el clima en nuestro planeta. Un fenómeno que actualmente es reconocido por todos con el nombre de “Cambio climático”.


José Pablo Tobar Quiñones es licenciado en Filosofía con estudios de posgrado en Ciencia Política. Actualmente se desempeña como investigador en la fundación Sicomoro, entidad española dedicada a la difusión y el desarrollo del conocimiento en el campo de la Teoría General de Sistemas.


Bibliografía

Rolando García. 2006. Sistemas Complejos. Conceptos, Método y Fundamentación Epistemológica de la Investigación Interdisciplinaria. Barcelona. Gedisa.

Ludwig Von Bertalanffy. 2006. Teoría General de los Sistemas. México Fondo de Cultura Económico.

Comentarios

Los comentarios aquí registrados pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de Palmiguía. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos comentarios que se consideren impertinentes.

Código de seguridad
Refrescar

Lo más visto de Tribuna

Ciencia

Por qué leer poesía ayuda a tu cerebro

Las figuras retóricas que florecen en la poesía desafían algunas regiones del cerebro, mucho más de lo que puede hacerlo...

POR Sebastián Beringheli

Asuntos de ciudad

La guachafita de la salud en Palmira

Actualmente el hospital de Palmira se encuentra semiparalizado por la renuncia de 27 médicos que aducen precarias condiciones laborales, falta...

POR Raúl Ospina Giraldo

Analectas

Sólo sé que Sócrates sabía algo (además de saber que no sabía nada)

Sócrates jamás pronunció tal aberración filosófica. "Sólo saber que no se sabe nada" es una frase tan contradictoria como impropia...

POR Sebastián Beringheli