Palmira, Valle del Cauca, Colombia

Opinión

La industria nacional colombiana, ¿acaso existe?

La industria nacional colombiana, ¿acaso existe?

Leopoldo de Quevedo y Monroy

23 Jul. 2014

Desde que empezó el capitalismo salvaje, con el Gobierno Gaviria, poco a poco ha ido enseñoreándose de Colombia la llamada inversión extranjera. Uribe y Santos han perfeccionado este modelo económico.

Leopoldo de Quevedo

En el territorio de Roldanillo hay un Aguedario

En el territorio de Roldanillo hay un Aguedario

22 Jul. 2014

Detrás de cada sala octogonal del Museo Rayo hay destellos de genio, voces atrevidas, gritos de lucha y trabajo serio. Los triunfos de las obras premiadas y las voces de sus autoras, la multitud de mujeres que llenan las calles de Roldanillo, lo dicen.

Tribuna

La Emilia, malevos y sangre

La Emilia, malevos y sangre

21 Jul. 2014

El barrio La Emilia es el más claro ejemplo de la incapacidad de las autoridades locales para controlar la criminalidad en sectores relativamente pequeños y de la ineficacia del uso de la fuerza como única estrategia para controlar el delito.

Carlos Eduardo Maldonado

Ni héroes ni comunidades anónimas

Ni héroes ni comunidades anónimas

20 Jul. 2014

La "historia oficial" es el resultado de intelectuales oficiales, al servicio del Estado y del poder constituido de facto, cuya misión es alimentar una deformación de los relatos, y con ello, al mismo tiempo, un ocultamiento, robo y violencia simbólicos.

Lourdes Arriaga

Dime lo que comes y te diré a qué pueblo perteneces

Dime lo que comes y te diré a qué pueblo perteneces

13 Jul. 2014

Lo que se come, la forma en que se prepara, se degusta y lo que se siente al comerlo es muy particular de cada pueblo.

Luis Fernando García Núñez

Multitudes y patadas

Multitudes y patadas

11 Jul. 2014

Se enriqueció más la FIFA y con plena seguridad los anunciantes, pero los pobres seguirán en esta metáfora de la angustia y la democracia, de la justicia y la dignidad.

Carlos Eduardo Maldonado

La dificultad de ser veraces

La dificultad de ser veraces

07 Jul. 2014

Según parece, más vale ser plausibles que veraces; y pasar más por diplomáticos que por sinceros. La cultura humana nos ha convertido, decía Nietzsche, en piezas moldeables, animales dóciles, enfermos morales.

Carlos Alberto Franco

El Catecismo Astete y el alcalde

04 Jul. 2014

En buena parte de la actual sociedad palmirana no vemos más que sometidos y suplicantes. El político andaluz Roque Barcia definió ruego y súplica así: el primero es pedir, el segundo es plegarse o someterse. El que ruega pide; el que suplica se doblega.

Tribuna

“Palmira positiva”

02 Jul. 2014

Según algunos expertos, en tan sólo dos años y gracias a la gestión del actual alcalde, Palmira pasó de ser una ciudad intermedia a convertirse en una ciudad cosmopolita.

Leopoldo de Quevedo

El XIV Festival Internacional de Poesía de Cali entra a su fase central

01 Jul. 2014

Para este año la "Fiesta de la Palabra", como la han llamado sus organizadores, tocará flauta como el de Hamelin y correremos como niños tras el canto de los trovadores y trovadoras.

Geraldina Méndez

¿Ser o hacer?

01 Jul. 2014

Desde el yo, varios paisajes se alternan, sin juicio, prejuicio o perjuicio. El perfeccionismo no tiene cabida. Hay un solo protagonista de todas esas escenas, un solo actor. Y se es ese, quien decidió entregarse a más de una actividad.

Carlos Eduardo Maldonado

Salida en falso de Francisco

30 Jun. 2014

Las iglesias son y han sido empresas, no cabe la menor duda. Ayer y siempre. En el sentido simbólico de la palabra, tanto como en el sentido literal.

Leopoldo de Quevedo

El tranvía pone al día a Medellín

26 Jun. 2014

Colombia es un país atrasado en transporte público y su excusa es la topografía difícil por las tres cordilleras. Pero la existencia de las líneas férreas que funcionaron en todos los puntos cardinales contradice esta afirmación.

Carlos Alberto Franco

Renovación urbana, realidad y utopía

24 Jun. 2014

Si nuestras autoridades planificadoras pierden la perspectiva de apreciar el bosque sólo por mirar el árbol, a corto plazo la renovación urbana del centro no pasará de ser una colcha de retazos, con proyectos solitarios y de espaldas unos y otros.

Carlos Eduardo Maldonado

¿Cómo es una cultura de diálogo?

23 Jun. 2014

El diálogo, en la historia del Estado y de la civilización occidental, ha sido más una excepción que una regla. Y tanto más en la historia de América Latina.

Geraldina Méndez

Escuchar

23 Jun. 2014

Los músicos estamos a veces tan absortos en toda la actividad física, espiritual y mental que conlleva el tocar, que olvidamos escuchar.

Tribuna

Sobre el totalitarismo en Palmira

22 Jun. 2014

Palmira se quedó prácticamente sin oposición política, ésta quedó en manos de las veedurías ciudadanas, porque los movimientos a los que les corresponde ejercerla no han estado a la altura de las circunstancias.

Leopoldo de Quevedo

Cali hierve con nueva poesía en el XIV Festival Internacional

22 Jun. 2014

Desde 2004, el Festival Internacional de Poesía de Cali ha tenido en cuenta el trabajo de las tertulias y grupos literarios que van apareciendo en la ciudad con sus diversos tipos de trabajo.

Geraldina Méndez

La pérdida de la inocencia

16 Jun. 2014

No siempre se queda uno con la primera impresión de algo que oye. Pero una primera reacción violenta y de desagrado te está dando una información importante. Es una reacción demasiado notoria para ser ignorada.

Carlos Eduardo Maldonado

Colombia 2014–2015: comienzo oficial del postconflicto

16 Jun. 2014

En el 2014–2015 comienza formalmente el postconflicto. Una nueva etapa en la historia de Colombia. Y con ella, verosímilmente, de América Latina.

Fernando Estrada

Entre dos mentalidades

15 Jun. 2014

Los ciclos presidenciales en Colombia, desde la primera ola de violencia, pasando por el Frente Nacional, desde Ospina Pérez hasta Uribe, se han hecho radicales con cada proceso electoral.

Aguas de Barcelona, Acuaviva y los negocios del agua

En manos de políticos y carteles organizados, lo que quede de Acuaviva será repartido por nuevas aves de rapiña.


Yolima Herrera
La contralora, Yolima Herrera García, tiene lo que le ha faltado al concejo municipal, la cámara de comercio, los ingenieros agrónomos, las iglesias, las universidades, los comerciantes, y esas cosas llamados partidos políticos en Palmira: suficiente coraje para denunciar a los carteles de la contratación pública en salud; la maquinaria que se devoró corruptamente los recursos del gobierno central y que dieron muerte al hospital San Vicente de Paul, HSVP. También la fusión del HSVP con el Orejuela Bueno, como quedó demostrado por el Ministerio de Salud, no resistió estudios técnicos. Ritter y su concejo han aceptado callados este pronunciamiento. La ciudad entiende que Ritter es la continuidad del alcalde Arboleda Márquez, con oscuros negocios y contratos bajo investigación de la Procuraduría y la Contraloría General de la Nación.

Ahora Yolima tiene un rol determinante para el control público de otro negocio encubierto por estos carteles: la administración del servicio público de agua y alcantarillado. Negocio que mueve numerosos intereses, capital financiero regional e internacional. Y ganancias que quedarán en manos de contratistas y políticos locales.

El informe presentado por la contralora en junio de 2012 sobre deficiencias de regulación y participación del Municipio en Acuaviva (ver documento anexo), refleja parcialmente la corrupción galopante entre alcaldes y contratistas en 15 años de concesión. El municipio no tuvo una instancia que mediara oportunamente la información sobre el manejo, inversiones y beneficios de la empresa. El informe menciona la incertidumbre sobre los rendimientos económicos y financieros generados por Acuaviva causada por diferencias en los beneficios reportados.

Participación accionaria del Municipio de Palmira en la Empresa Acuaviva S. A. ESP

La corrupción
Mientras Acuaviva certificó pagos de arrendamiento superiores a $27 mil millones entre 1997 y 2011, el Municipio solo reportó ingresos por $17 mil millones de pesos. ¿Quiénes se quedaron con los $10 mil millones restantes? El Municipio es propietario del 40.54% de acciones en el 2011, y el valor patrimonial se redujo en 12.3% como resultado de pésimos manejos administrativos. Cayendo desde $6.784 millones en 2010 a $5.951,8 millones para el año 2011.

En 2011, Acuaviva realizaba inversiones en el sector financiero que superaron los $11 mil millones, sin que el Municipio registrara los ingresos que le correspondían en calidad de accionista. Por encima de estas obligaciones fiscales, nadie le informa a los palmiranos quienes se quedaron con los $4.795 millones que correspondían en calidad de propietaria del 40.54%. La suma del saqueo patrimonial refleja la corrupción entre contratistas, gobernantes y criminales de cuello blanco que trabajan a la sombra.

Todavía más. Al monto de pérdidas se suman $780 millones que Ritter López pagó a la firma Development & Investment Consulting Group S.A.S., por una consultoría sobre el esquema que mejor se ajuste desde los puntos de vista jurídico, técnico y económico para el manejo de los servicios en Palmira. La conclusión de la misma es la prórroga del contrato con Acuaviva; sin embargo, Aguas de Barcelona, empresa española asociada al flujo de capitales de inversión en países emergentes, se muestra como nuevo socio estratégico para negociar este recurso de los palmiranos.

Varias preguntas: ¿Acuaviva, empresa asociada con Lisa y Aguas de Barcelona son entidades diferentes? ¿No es Aguas de Barcelona un nuevo denominador usado por los mismos socios de Acuaviva? Siendo así, ¿no representa esto un paquete chileno? ¿No buscan los mismos extractores del capital financiero de Acuaviva reencaucharse como socios en Aguas de Barcelona? ¿Por qué Ritter y este concejo municipal no han permitido un debate abierto con nuevos participantes?

Ritter
El alcalde Ritter y la gerente de Acuaviva, Lizbeth García, declararon entonces verdades a medias; la gerente que "los principales activos de la empresa son su capital humano". Durante 15 años Acuaviva capacitó personal técnico que cuenta con información sobre el sistema de manejo del alcantarillado; bien, pero ¿justamente no formaba parte del contrato de concesión? El riesgo no es la vacancia laboral generalizada —desde luego—, sino que la información técnica se pierda.

La gerente guardó silencio sobre $30 mil millones que se llevaron los franceses. El tratamiento de aguas residuales, mantenimiento de tanques y sobrefacturación, agrega defectos a la administración de Acuaviva. Nadie sabe quiénes se quedaron con los rendimientos económicos derivados de las ganancias para el Municipio. ¿Nadie? No es cierto. Mantener los estados de cuentas con vacíos de información y dejar pasar sin control las inversiones que Acuaviva hacía en los bancos de la ciudad fue parte de las estratagemas, saqueo que lograron funcionarios con el cartel del agua.

Ritter les cubre la espalda. No, Ritter, sabemos también que los alegatos tras una concesión local (nacionalista dice Lizbeth) es la reacción de esa clase política no beneficiada. Con todo, Acuaviva dejó ganancias que fueron a los bolsillos de pocos.

Dos circunstancias para el negocio
El problema es ¿cómo han afectado las formas e ingresos que sostienen los recursos del Municipio (en este caso las ganancias compartidas con Acuaviva) la corrupción rampante que tiene Palmira? Problema que se relaciona con el grado de responsabilidad fiscal y/o penal que tienen alcaldes y funcionarios que negocian con agentes privados y/o públicos esos recursos.

Dos series de circunstancias han malogrado el negocio. En primer lugar, desde los años noventa el Municipio ha dependido en gran medida de intermediarios que han ejercido coerción mediante los contratos. Específicamente, sociedades camufladas por políticos y empresarios particulares que han buscado su propio beneficio. Básicamente los alcaldes han usado el poder de los intermediarios (o familiares), o en casos determinados, su poder coercitivo (mafiosos), dejando los recursos del Municipio en manos de organizaciones con nóminas alternas, y limitando significativamente cualquier acceso de información a los ciudadanos.

En segundo lugar, revelan el oscuro negocio que ha beneficiado a políticos y empresarios. De modo que un bien público ha llegado a ser controlado en su producción y/o distribución del recurso de uso directo con quienes se convirtieron en socios. En otras palabras, la distribución del agua potable, el mantenimiento y protección de los tanques de almacenamiento, escapan a la negociación con los ciudadanos. La torta de ganancias se reparte entre pocos, mientras los pagos por estos servicios se aumentan entre los usuarios. Entre Acuaviva y quienes robaron ganancias durante estos 15 años bloquearon la apertura a la deliberación informada de los ciudadanos.

Cobrar los daños
La contralora tiene grandes desafíos. Los capitales económicos y financieros derivados del recurso público. Negocios oscuros con intereses que superan la transparencia demandada en la política pública. Un sistema de distribución del agua del tipo que durante largo tiempo tuvieron las Empresas Públicas Municipales de Palmira, implicaba una mayor negociación a dos bandas con numerosas personas, que la recaudación de ingresos instantáneos de bienes derivados de la instalación o reposición de contadores, etcétera. Entre los cobros generados por una firma francesa y acreedores privados, la diferencia no es sólo económica, sino política.

Como demuestra el informe del año 2012, este detrimento alcanza a superar los $20 mil millones. Entre los dieciocho (18) hallazgos administrativos, nueve (9) tienen alcance disciplinario y uno (1) fiscal por cerca de $4.800 millones. Alcaldes, secretarios y funcionarios que se encuentran comprometidos por acción u omisión deben responder por este detrimento patrimonial de Palmira.

Debate público sobre el agua
Pero, ¿quiénes han pagado el costo político? ¿Por qué durante la campaña y las elecciones de 2011 tanto Ritter como Arboleda se quedaron callados ante semejante fraude? ¿A quiénes beneficiaron después del pago de consultoría de $780 millones? ¿Regresamos al viejo esquema que liquidó a las EPM y EMCALI?

No creo que Ritter y el concejo tengan carácter para exponer públicamente sus verdaderos intereses. Mientras los negocios de la ciudad continúen en manos de la clase política que ha saqueado estos recursos, los usuarios observarán pasivamente otro daño. En manos de políticos y carteles organizados, lo que quede de Acuaviva será repartido por nuevas aves de rapiña.

¿O se trata de nuevas estratagemas de viejos socios de Acuaviva, que buscan renovar con Aguas de Barcelona un contrato por 20 años con modalidades de contratación, ventajas dadas por socios regionales? ¿Qué familias y apellidos cercanos a la clase política local figuran en este nuevo negocio?

Sin duda, la contralora Yolima Herrera puede contribuir desde su posición pública independiente, contribuir a que se conozcan detalles sobre los pliegos contractuales anteriores, pliegos vigentes, y procesos concretos en curso. Ante todo, la contralora puede suministrar información a la ciudadanía, de modo que este sea un debate abierto a todos los canales de comunicación.

Destacamos

Lapsus linguae: cuando decimos lo que queremos callar

Lapsus linguae: cuando decimos lo que queremos callar

Sebastián Beringheli

Existen varias teorías sobre el origen del Lapsus linguae. Algunos sostienen que se trata de un simple error de articulación al hablar. Otros, que el cerebro no siempre logra traducir eficientemente los mensajes que desea trasmitir.

iso-palmiguiaAcerca de Palmiguía • E-mail: Escriba a Palmiguía Términos y condiciones de uso • ISSN 2248-7123