Palmira, Valle del Cauca, Colombia

Opinión

Las reacciones a la vacuna contra el papiloma humano: una casualidad no tan casual

Las reacciones a la vacuna contra el papiloma humano: una casualidad no tan casual

Arvey Lozano

27 Ago. 2014

Es difícil afirmar que la vacuna contra el VPH sea la causante de los casos de las niñas de Bolívar y de otros que van apareciendo en Antioquia y el Valle. Lo cierto es que detrás de la vacuna hay un gran negocio influenciado por los compromisos adquiridos en los TLC.

Leopoldo de Quevedo

¿Es mejor la derecha que la izquierda?

¿Es mejor la derecha que la izquierda?

27 Ago. 2014

Hoy nadie se diferencia de nadie. Lo que se pelea es el poder, el afán del dinero para sus bolsillos, las prebendas de quien esté en la presidencia, y... el olvido del pueblo raso. Ya no hay izquierda ni derecha. Todos están en el mismo colador y rasero.

Geraldina Méndez

¿Qué es el éxito?

¿Qué es el éxito?

26 Ago. 2014

Dice Fromm que la experiencia de la actividad del momento presente, que es lo único capaz de proveernos del interminable goce diario de la felicidad verdadera, es malograda por la persecución de ese fantasma que llamamos éxito.

Leopoldo de Quevedo

La sonrisa del jabalí

La sonrisa del jabalí

26 Ago. 2014

Cuando el jabalí llega a una plaza siente que su estómago le hierve de miedo. No puede mostrar sus dientes ni su panza regordeta. Debe mostrarse muy civilizado. Antes de hablar debe pensar que sus palabras no pueden sonar como un gruñido.

Carlos Eduardo Maldonado

¿Docente? ¡Pobre profesor(a)!

¿Docente? ¡Pobre profesor(a)!

25 Ago. 2014

Las cosas verdaderamente importantes no se enseñan, ni se pueden enseñar. Sólo se enseñan técnicas, reglas, doctrinas, todo lo cual, al final del día, si llega a ser necesario, son cosas con las que se puede dejar de vivir.

Carlos Alberto Franco

“Mermelados” y zarrapastrosos, ¿un falso dilema?

“Mermelados” y zarrapastrosos, ¿un falso dilema?

25 Ago. 2014

Los términos "mermelada", "mermelados" y "zarrapastrosos" se pusieron de moda durante el gobierno Santos. Pero, ¿quiénes son los "mermelados" y los zarrapastrosos?

Leopoldo de Quevedo

Colombia se está quedando sin páramos

Colombia se está quedando sin páramos

25 Ago. 2014

No hemos sido conscientes los colombianos de que en nuestro suelo están el 50% de los páramos del mundo y que el 70% del país se surte del agua para consumo diario del agua que allí nace.

Lourdes Arriaga

Seres humanos padres, seres humanos hijos. Trastorno con Déficit de Atención por Hiperactividad

23 Ago. 2014

Una de las labores de los padres de cualquier niño es ayudarlo a encontrar sus habilidades para que llegue a ser productivo y se incorpore a la sociedad. Esta labor le brinda también al individuo la sensación de utilidad y, por lo tanto, su autoestima crece.

Leopoldo de Quevedo

Poesía y mujeres sobre nubes en el camino del café

23 Ago. 2014

La organización de este evento está signada por la mano llena de arte de la poeta y cantautora, Martha Elena Hoyos que no ha descuidado los detalles con que adornó y distinguió el primer encuentro en septiembre de 2012.

Tribuna

Latinoamérica se encuentra rumbo a una política de drogas basada en la salud

21 Ago. 2014

Se ha estado construyendo un consenso en Latinoamérica en cuanto a que el consumo de drogas debería ser tratado como un problema de salud y no como una cuestión criminal. Pero, ¿se ha convertido esta retórica en una realidad en el terreno?

Luis Fernando García Núñez

Impertérritos

20 Ago. 2014

Nada más osado que su siempre encomiable disposición de estar al servicio del país, dispuestos a entregar su tranquilidad para apersonarse de los destinos, de las misiones que les impone el jefe, o los jefes, desde los cuarteles del despilfarro y el disimulo.

Geraldina Méndez

La música y la muerte

20 Ago. 2014

Todos firmamos (sin querer) al nacer un contrato con la vida, en el que se estipula bien claro que moriremos, y ni siquiera podremos escoger cuándo o cómo. La muerte está en ese contrato, en letras pequeñas, pero nunca las leemos.

Leopoldo de Quevedo

Todos flotamos sobre una alfombra

20 Ago. 2014

Seguramente a los escritores les suceden angustias, sueños, percepciones que a todos nos ocurren. Sólo a los escritores y a los audaces se les ocurre captar esas sensaciones y ponerlas en acción en novelas, fábulas o cuentos, pinturas y canciones.

Tribuna

Asesinato de periodista arroja luz sobre los nexos entre la política y el crimen en Colombia

15 Ago. 2014

Un periodista fue asesinado en el norte de Colombia tras acusar al personal de la alcaldía local de conspirar para matarlo; un recordatorio de los lazos permanentes entre la política y el crimen organizado, y del peligro que enfrentan aquellos que tratan de exponerlos.

Tribuna

Desglosando el lucrativo comercio de teléfonos celulares robados en Latinoamérica

14 Ago. 2014

Para los grupos criminales latinoamericanos en busca de nuevas fuentes de ingresos, el comercio ilegal de teléfonos celulares es un negocio que presenta grandes beneficios y riesgos relativamente bajos.

Carlos Alberto Franco

La corrupción y el ADN

13 Ago. 2014

En medio de tanta corrupción, cabe preguntarse: ¿qué está pasando en Palmira, esa tacita de cristal tan transparente y eficiente? Y a los 800 millones de dólares, que le costó a la economía colombiana la corrupción en 2013, ¿cuánto le aportó Palmira?

Leopoldo de Quevedo

Elegía a un poeta muerto

13 Ago. 2014

Hoy sé que la poesía, que los sueños, que un jardín lleno de margaritas, que un jarrón con alelíes o una matera con una hortensia roja o azul valen una fortuna y alegran cualquier momento triste.

Carlos Eduardo Maldonado

Un asunto básico de decoro

10 Ago. 2014

Hay quienes tienen las manos untadas de sangre aunque jamás hayan tomado un arma en sus manos, ni siquiera para hacer polígono, pero han justificado, antes y después, la comisión del delito.

Geraldina Méndez

Los escondrijos del alma

10 Ago. 2014

La música es de este mundo, pues el jardín de donde viene está dentro de nosotros. Es un espacio platónico, pues tanto la creación musical como la interpretación son sólo sombras de lo que los compositores oyen dentro de su cabeza.

Luis Fernando García Núñez

Duros, semiduros y el populacho

10 Ago. 2014

Ni se conmueven ni se ruborizan estos custodiados personajes. Siguen impertérritos, con su aire de duros y de necesarios, creyentes absolutos de sus méritos, de su heroicidad, de su importancia.

Carlos Alberto Franco

Menos cháchara y más inversión hídrica y ambiental

07 Ago. 2014

El despilfarro de nuestros impuestos, sumado a la ineficiencia del Gobierno, es casi criminal, y la publicidad una forma solapada y sinuosa de inflar el ego de nuestros mandatarios.

El Paraestado de los ingenios azucareros

Las empresas asociadas en Asocaña representan un poder comparable a un pequeño Estado dentro del Estado, un Paraestado.


Cuando los ingenios azucareros se establecieron en Palmira, Manuelita S. A., Providencia y Mayagüez eran empresas que apenas superaban en producción a los grandes trapiches tradicionales; del mismo modo que la geografía espacial de los sembrados de caña era menor, si se la comparaba con las pequeñas fincas de la agricultura del Valle. Las poblaciones, entonces, soportaban la pavesa de la quema como un mal menor, porque los corteros y trabajadores fueron parte de un mercado laboral estable, con salarios y prestaciones que se perdieron con la modernización de la industria azucarera.

Esos ingenios azucareros conforman ahora una estructura empresarial con inversiones diversificadas en sectores claves como el etanol, la industria del papel y los derivados de la caña: principalmente el azúcar. Las empresas asociadas en Asocaña representan un poder comparable a un pequeño Estado dentro del Estado, un Paraestado. La economía que controla este Paraestado de los ingenios azucareros supera los ingresos fiscales de los municipios en donde están localizados. En efecto, los alcaldes de Palmira, por ejemplo, y toda la administración pública de este municipio, han tenido rodilleras ante Asocaña y los ingenios asociados: Manuelita S. A., Mayagüez y Providencia, entre otros.

Por su control sobre los recursos y el poder que tienen los ingenios azucareros, éstos conforman un Estado mínimo en los términos usados por el lógico Robert Nozick. Un Paraestado con ventajas fiscales, exoneraciones de ley y exención de impuestos; todo un negocio que incluye la inmunidad legal e intocable de los ingenios azucareros que, obviamente, no son el patrimonio de estas ciudades, sino las rentas capitales de unas pocas familias con apellidos, y la Organización Ardilla Lülle, uno de los grupos económicos con mayor poder en Colombia.

Las denuncias abiertas por Semana ponen en evidencia estos alcances. Actuando como un cartel, los ingenios azucareros asociados en Asocaña lograron acuerdos para conseguir eliminar la competencia en el negocio del azúcar; distribuirse entre ellos el mercado y subir los precios por consenso. Lo que llevó a la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) a realizar una investigación de fondo. La oscura estrategia consistía en eliminar la competencia interna del negocio y bloquear la entrada de azúcar proveniente de países como Bolivia y Costa Rica, que compiten con precios por debajo del mercado interno.

Las pruebas de la Superintendencia son escandalosas. Se hallan contenidas en la Resolución 5347 de febrero de 2012. Mediante correos electrónicos entre directivos, documentos y actas comunes, los miembros del cartel del azúcar desplegaron una estrategia concertada para cobrar precios altos en el mercado interno del azúcar. Mediante juegos oscuros de información asimétrica, el cartel de Asocaña mantenía a sus socios al tanto de los precios internacionales y las variaciones internas, de modo que subieran costos perjudicando principalmente a los consumidores.

No conformes con elevar precios, la estratagema de ingenios como Manuelita S. A., Mayagüez, Providencia y San Carlos, entre otros, era mantener un consenso para no competir entre ellos y repartirse las cuotas de venta en el mercado colombiano. Es decir, un modelo implícito de equilibrios de Nash, pero dotado de las ventajas que llegaban con jugosas ganancias para cada uno; todo, sin competencia amenazando su mercado. En este caso, la Superintendencia ha comprobado que entre 2006 y 2010, los ingenios azucareros mantuvieron precios constantes al alza, lo que significa una anomalía desde el punto de vista comercial. Dentro de un comportamiento de cartel, Asocaña daba acceso a información confidencial que permitía a los ingenios azucareros pronosticar los precios de comercialización del azúcar hacia el futuro. Una conducta contrapuesta a las reglas de juego en los mercados internacionales.

Resumiendo, las pruebas relacionan una estructura de superior alcance. Los ingenios azucareros asociados en Asocaña han adoptado un comportamiento de cartel: comparten información de reserva en los mercados (información asimétrica); pronostican precios del azúcar en el mercado interno y externo. Y como todo cartel, buscan eliminar la competencia: asumiendo controles internos, comprando silencios y callando enemigos. Las condiciones dadas por la ley han sido burladas, y el país espera una sanción ejemplar que ponga contra la pared a los señores del capital dulce de la caña.

Si la ambición de los dueños de Manuelita S. A., Mayagüez y Providencia, y en general de Asocaña, no cuenta con límites frente a barreras comerciales internacionales, ¿qué podemos esperar de su poder Paraestatal en municipios como Palmira o Cerrito? De nuevo, la capacidad de manipular el poder político local, conducir elecciones y destinar funcionarios, se muestra en este Paraestado, casi omnipotente. Un alcalde es un pobre pelagatos, doblando sus rodillas y pidiendo limosnas a los señores del paraestado azucarero. Las ventajas fiscales con exoneración de gravámenes, exención de impuestos, y las facultades para deprimir laboralmente a sus trabajadores, representan costos morales y económicos que jamás podrán recuperarse.

Las familias propietarias de los ingenios azucareros no son de Palmira, ni tienen residencia en Palmira; en realidad, los dueños del capital viven y residen en lugares lejanos, sin experimentar los daños ambientales de la quema de la caña, sin noticias de criminalidad, y sin los afanes que agobian al pobre pelagatos del alcalde. Comparar las propiedades de los ingenios azucareros con el pobre poder municipal, resulta risible. Con toda razón las limosnas de los ingenios se propagan en estos pueblos miserables como si fuera el maná que cae del cielo.

Referencia:
¿Hay cartel del azúcar en el país? Semana. Marzo 16 de 2013.

Destacamos

La clase de gente de las guerras

La clase de gente de las guerras

Carlos Eduardo Maldonado

Mil veces se ha dicho que en toda guerra la primera víctima es la verdad. Falso. La primera víctima es ese proceso infame mediante el cual los ejércitos aprovechan a la gente más perversa, o la convierten en entes malos, carentes de cualquier bondad.

iso-palmiguiaAcerca de Palmiguía • E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Escriba a Palmiguía Términos y condiciones de uso • ISSN 2248-7123