Palmira, Valle del Cauca, Colombia

Opinión

Palmira y su “discreto” desempeño fiscal en el 2013

Palmira y su “discreto” desempeño fiscal en el 2013

Carlos Alberto Franco

30 Oct. 2014

Palmira en tres años perdió en el ranking nacional de desempeño fiscal 119 puestos. En el 2011 (gestión Arboleda), Palmira ocupó el puesto 97; mientras que en el 2012 y 2013 (gestión Ritter López) se ubicó en el puesto 149 y 216, respectivamente.

Leopoldo de Quevedo

Una justicia transicional y otra de facto

Una justicia transicional y otra de facto

29 Oct. 2014

Una cosa es condenar por un homicidio, por un robo de dinero o por cultivar "la mata que mata". Y, otra, por delitos perpetrados por años a comunidades enteras o por acumulación de crímenes de lesa humanidad.

Carlos Eduardo Maldonado

¿Qué significa en ciencia una catástrofe?

¿Qué significa en ciencia una catástrofe?

27 Oct. 2014

Algo apasionante acontece con el caso de las catástrofes. Mientras que en el lenguaje común y corriente el término hace referencia a circunstancias negativas e indeseables, la verdad es que en ciencia tiene un significado perfectamente distinto.

Geraldina Méndez

El talento y el defecto

El talento y el defecto

27 Oct. 2014

Tenemos que dejar de glorificar a la locura como a una musa. El hecho de que muchos grandes artistas han tenido problemas mentales no significa que eso es lo que los ha hecho geniales.

Leopoldo de Quevedo

Vigía del sauce y lavanderos en el río

Vigía del sauce y lavanderos en el río

27 Oct. 2014

Ya no habrá Niño ni el verano se prolongará hasta junio del año entrante. Y las aguas seguirán corriendo más que muchacho de veinte años. Mas las tarifas no bajarán al nivel que estaban antes del grito del Ideam.

Carlos Alberto Franco

Prestación de servicios: ¿un agujero negro?

Prestación de servicios: ¿un agujero negro?

26 Oct. 2014

Cuatro centros de costo del Municipio de Palmira analizados totalizaron 331 contratistas (beneficiarios) por un monto de $9.885 millones. Vaya costo improductivo, despilfarro o como quieran llamarlo.

Leopoldo de Quevedo

El dinero es premio y también un pago

El dinero es premio y también un pago

26 Oct. 2014

Ya no hay fondos públicos para estimular la aparición de genios o prospectos con cualidades excepcionales en el arte. Sólo hay una Academia en Oslo que reconoce cada año las actividades en ciencias y literatura.

Leopoldo de Quevedo

El valor del arte en el mundo global

21 Oct. 2014

El arte es el conjunto de juegos que nos presentan la imaginación y una frente sin arrugas. Es el único modo de sortear como en una rayuela las líneas oscuras y caer de pie en el cuadro ganador que los inocentes llaman cielo.

Geraldina Méndez

El estilo literario como grito del alma

19 Oct. 2014

El estilo es poner toda esa gritería demoníaca en orden y plasmarla en literatura, sacársela de adentro.

Leopoldo de Quevedo

Veinte maneras de reemplazar el uso de “generar”

19 Oct. 2014

"Generar" es la palabra de moda, es como una muletilla más usada y que cae a la boca como un chito, un bombón o un helado de cono.

Lourdes Arriaga

Miedo, el tigre dibujado en un papel

14 Oct. 2014

El mundo está lleno de situaciones que hay que enfrentar... o no hacerlo, esa es una decisión, y hay que tener presente que el miedo no desaparecerá jamás de la psique del ser humano puesto que lo llevamos tatuado en el ADN.

Tribuna

La triste historia de los hospitales de Palmira

13 Oct. 2014

El costo de prestar los servicios de salud en el año 2013 le dejó al hospital Raúl Orejuela Bueno una pérdida de $241.362.837, es decir que por tener las puertas abiertas ya genera pérdida operacional.

Carlos Eduardo Maldonado

¿Qué dice el concepto “grados de libertad”?

13 Oct. 2014

El concepto de grados de libertad fue originalmente introducido por el neurofisiólogo soviético Nikolai Bernstein (1896–1966) en el estudio del control motor de los organismos vivos.

Leopoldo de Quevedo

Oh, inspiración, no te alejes de mí

13 Oct. 2014

La inspiración acostumbra a estar escondida en la alacena, en el cuarto de trebejos, en lo alto del clóset, entre la cajita de perfumes o en un hueco de la calle. La inspiración existe aunque muchos digan que es invento de ineptos o disculpa de poetas.

Geraldina Méndez

El presente

12 Oct. 2014

La interpretación musical es el arte del momento presente. La creación musical sucede en el momento del concierto y su percepción es inmediata.

Carlos Alberto Franco

Poesía, a pesar de mí mismo

12 Oct. 2014

La forma más alta de la prosa es el discurso, en el sentido recto de la palabra. En el discurso las palabras aspiran a constituirse en significado unívoco. Este trabajo implica reflexión y análisis.

Leopoldo de Quevedo

¿Qué difiere un poema de hombre al de mujer?

10 Oct. 2014

¿Hasta cuándo hombres de piedra o bronce seguirán ufanándose de detentar el poder y los honores sobre la poesía?

Carlos Alberto Franco

El centro y la prueba ácida del plan zonal

06 Oct. 2014

El proyecto de intervenir el centro, renovando la calle 30 entre las carreras 31 a 23, no es nuevo; hace ocho años se propuso en el "Estatuto del Espacio Público", estatuto contenido en un proyecto de acuerdo que no presentó al Concejo la gestión Arboleda.

Leopoldo de Quevedo

Complicidad en el arte y los sueños

06 Oct. 2014

Por más de una hora los protagonistas en frente de la sala tuvieron en vilo a los oyentes que no separaban por un instante su atención de los labios y del movimiento de los dedos en la guitarra del virtuoso que hacía bailar inquieto al cuervo en la ventana.

Carlos Eduardo Maldonado

¿Qué son las matemáticas de sistemas discretos?

05 Oct. 2014

Las matemáticas de sistemas discretos se ocupan de aquellos fenómenos, sistemas estructuras y comportamientos que sufren bifurcaciones, quiebres, rupturas, soluciones de continuidad, en fin, complejidad creciente.

Geraldina Méndez

Retórica de la disonancia

05 Oct. 2014

La disonancia es el imperativo del movimiento. Es una tensión que debe ser liberada. En la dramaturgia musical, la disonancia representa el drama. Se convierte en una puerta hacia otros mundos, otros estados de ánimo, otras tonalidades.

El Paraestado de los ingenios azucareros

Las empresas asociadas en Asocaña representan un poder comparable a un pequeño Estado dentro del Estado, un Paraestado.


Cuando los ingenios azucareros se establecieron en Palmira, Manuelita S. A., Providencia y Mayagüez eran empresas que apenas superaban en producción a los grandes trapiches tradicionales; del mismo modo que la geografía espacial de los sembrados de caña era menor, si se la comparaba con las pequeñas fincas de la agricultura del Valle. Las poblaciones, entonces, soportaban la pavesa de la quema como un mal menor, porque los corteros y trabajadores fueron parte de un mercado laboral estable, con salarios y prestaciones que se perdieron con la modernización de la industria azucarera.

Esos ingenios azucareros conforman ahora una estructura empresarial con inversiones diversificadas en sectores claves como el etanol, la industria del papel y los derivados de la caña: principalmente el azúcar. Las empresas asociadas en Asocaña representan un poder comparable a un pequeño Estado dentro del Estado, un Paraestado. La economía que controla este Paraestado de los ingenios azucareros supera los ingresos fiscales de los municipios en donde están localizados. En efecto, los alcaldes de Palmira, por ejemplo, y toda la administración pública de este municipio, han tenido rodilleras ante Asocaña y los ingenios asociados: Manuelita S. A., Mayagüez y Providencia, entre otros.

Por su control sobre los recursos y el poder que tienen los ingenios azucareros, éstos conforman un Estado mínimo en los términos usados por el lógico Robert Nozick. Un Paraestado con ventajas fiscales, exoneraciones de ley y exención de impuestos; todo un negocio que incluye la inmunidad legal e intocable de los ingenios azucareros que, obviamente, no son el patrimonio de estas ciudades, sino las rentas capitales de unas pocas familias con apellidos, y la Organización Ardilla Lülle, uno de los grupos económicos con mayor poder en Colombia.

Las denuncias abiertas por Semana ponen en evidencia estos alcances. Actuando como un cartel, los ingenios azucareros asociados en Asocaña lograron acuerdos para conseguir eliminar la competencia en el negocio del azúcar; distribuirse entre ellos el mercado y subir los precios por consenso. Lo que llevó a la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) a realizar una investigación de fondo. La oscura estrategia consistía en eliminar la competencia interna del negocio y bloquear la entrada de azúcar proveniente de países como Bolivia y Costa Rica, que compiten con precios por debajo del mercado interno.

Las pruebas de la Superintendencia son escandalosas. Se hallan contenidas en la Resolución 5347 de febrero de 2012. Mediante correos electrónicos entre directivos, documentos y actas comunes, los miembros del cartel del azúcar desplegaron una estrategia concertada para cobrar precios altos en el mercado interno del azúcar. Mediante juegos oscuros de información asimétrica, el cartel de Asocaña mantenía a sus socios al tanto de los precios internacionales y las variaciones internas, de modo que subieran costos perjudicando principalmente a los consumidores.

No conformes con elevar precios, la estratagema de ingenios como Manuelita S. A., Mayagüez, Providencia y San Carlos, entre otros, era mantener un consenso para no competir entre ellos y repartirse las cuotas de venta en el mercado colombiano. Es decir, un modelo implícito de equilibrios de Nash, pero dotado de las ventajas que llegaban con jugosas ganancias para cada uno; todo, sin competencia amenazando su mercado. En este caso, la Superintendencia ha comprobado que entre 2006 y 2010, los ingenios azucareros mantuvieron precios constantes al alza, lo que significa una anomalía desde el punto de vista comercial. Dentro de un comportamiento de cartel, Asocaña daba acceso a información confidencial que permitía a los ingenios azucareros pronosticar los precios de comercialización del azúcar hacia el futuro. Una conducta contrapuesta a las reglas de juego en los mercados internacionales.

Resumiendo, las pruebas relacionan una estructura de superior alcance. Los ingenios azucareros asociados en Asocaña han adoptado un comportamiento de cartel: comparten información de reserva en los mercados (información asimétrica); pronostican precios del azúcar en el mercado interno y externo. Y como todo cartel, buscan eliminar la competencia: asumiendo controles internos, comprando silencios y callando enemigos. Las condiciones dadas por la ley han sido burladas, y el país espera una sanción ejemplar que ponga contra la pared a los señores del capital dulce de la caña.

Si la ambición de los dueños de Manuelita S. A., Mayagüez y Providencia, y en general de Asocaña, no cuenta con límites frente a barreras comerciales internacionales, ¿qué podemos esperar de su poder Paraestatal en municipios como Palmira o Cerrito? De nuevo, la capacidad de manipular el poder político local, conducir elecciones y destinar funcionarios, se muestra en este Paraestado, casi omnipotente. Un alcalde es un pobre pelagatos, doblando sus rodillas y pidiendo limosnas a los señores del paraestado azucarero. Las ventajas fiscales con exoneración de gravámenes, exención de impuestos, y las facultades para deprimir laboralmente a sus trabajadores, representan costos morales y económicos que jamás podrán recuperarse.

Las familias propietarias de los ingenios azucareros no son de Palmira, ni tienen residencia en Palmira; en realidad, los dueños del capital viven y residen en lugares lejanos, sin experimentar los daños ambientales de la quema de la caña, sin noticias de criminalidad, y sin los afanes que agobian al pobre pelagatos del alcalde. Comparar las propiedades de los ingenios azucareros con el pobre poder municipal, resulta risible. Con toda razón las limosnas de los ingenios se propagan en estos pueblos miserables como si fuera el maná que cae del cielo.

Referencia:
¿Hay cartel del azúcar en el país? Semana. Marzo 16 de 2013.

Destacamos

Ocultos a plena luz: la violencia contra niños y niñas

Ocultos a plena luz: la violencia contra niños y niñas

Rocío Rubio

Colombia está dentro de los diez países que concentraron más de la mitad de todas las víctimas jóvenes de homicidios en el mundo. Ocupa el noveno lugar en homicidios perpetrados a niños y adolescentes menores de diecinueve años.

iso-palmiguiaAcerca de Palmiguía • E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Escriba a Palmiguía Términos y condiciones de uso • ISSN 2248-7123