Palmira, Valle del Cauca, Colombia

Opinión

¿Construir o sembrar?

¿Construir o sembrar?

Carlos Eduardo Maldonado

30 Ago. 2015

La mayoría de los seres humanos creen que pueden construir su propia vida; cuando la verdad es que cada quien cultiva hoy, pero cosecha mañana, y no siempre cosecha lo que ha sembrado.

La heurística en la narración de Alejo Carpentier

La heurística en la narración de Alejo Carpentier

Tuto Flórez

29 Ago. 2015

El papel heurístico en Carpentier es realzado y sugerido todo el tiempo, una y otra vez, al saber mezclar lo simple y lo maravilloso, lo real y la fantasía, la percepción y la ilusión.

Caos vehicular y riesgo de inundación en el centro de Palmira

Caos vehicular y riesgo de inundación en el centro de Palmira

Carlos Alberto Franco

25 Ago. 2015

El proyecto de peatonalización del centro de Palmira aún no se ha terminado y ya presenta fallas que en el futuro cercano podrían afectar gravemente a la comunidad, especialmente a los comerciantes del sector.

Educación, salud y violencia

Educación, salud y violencia

Luis Fernando García Núñez

24 Ago. 2015

No podemos permitir que los manuales de convivencia de los colegios se conviertan en el festín de políticos y dirigentes que, desde su morbosa cicatería, tratan de encerrar en el fanatismo a los infantes y a los jóvenes.

Ese mal que es el estado–nación

Ese mal que es el estado–nación

Carlos Eduardo Maldonado

23 Ago. 2015

El estado–nación es un mal, y sin espacio a la teología, no es un mal necesario. Ha implicado ontológicamente guerra y destrucción, chauvinismo y sentido de “patria”.

Cristo contra la Biblia

Cristo contra la Biblia

Ricard de Montsegur

23 Ago. 2015

Las únicas verdades que podemos encontrar entre las páginas de la Biblia son las verdades necesarias a la salvación. Pero, ¿de qué o de quién deberíamos salvarnos?

Redes de políticas públicas como instrumento de análisis frente a procesos complejos

Redes de políticas públicas como instrumento de análisis frente a procesos complejos

Tuto Flórez

21 Ago. 2015

Entender el contexto institucional es importante porque, desde una perspectiva de red de políticas públicas, los acuerdos organizacionales son necesarios para coordinar interacciones complejas entre varios actores involucrados en procesos políticos.

La bomba atómica

Luis Fernando García Núñez

17 Ago. 2015

Los avances de la ciencia entregados a unos genocidas que validos de su poder, y de su mesianismo, han generado la incertidumbre en que vivimos ahora, cuando existen en el mundo cerca de 16.000 bombas más poderosas que esas que acabaron con Hiroshima y Nagasaki.

Las ciudades son sistemas vivos

Carlos Eduardo Maldonado

12 Ago. 2015

Las ciudades son sistemas dinámicos inestables, altamente inestables y cambiantes. En un mundo alta y crecientemente globalizado e interdependiente, la gestión de la ciudad no es simple y llanamente un asunto local o regional. Es además, y cada vez más, un asunto global y mundial.

Feminicidio del espíritu

Gloria Cepeda Vargas

10 Ago. 2015

¿Hasta cuándo la evaluación literaria en el país vestirá solo atuendo masculino? Esta visión unilateral, síndrome de cíclope o enfoque tuerto, descalifica la faena crítica vigente hasta el día de hoy entre nosotros.

“Pillaos” con las manos en la masa

Carlos Alberto Franco

10 Ago. 2015

Lo expresado por la Fiscalía, respecto a lo ocurrido en Florencia, expone la gravedad de lo que ocurre en la capital del Caquetá: “Ese cupo de endeudamiento se pidió con el único objetivo de entregar contratos por los que la administración recibiría pago de coimas”.

Acetaminofén

Luis Fernando García Núñez

04 Ago. 2015

Estas pastillitas han enriquecido en este país a unos cuantos avivados, que pasan cuentas monstruosas por surtir las farmacias de hospitales y clínicas con estos medicamentos, tan inútiles a veces, como lo son las citas que muchos pacientes no pueden cumplir porque ya han dejado de vivir.

El mundo de las lógicas no–clásicas

Carlos Eduardo Maldonado

04 Ago. 2015

Las lógicas no–clásicas, dicho de manera general, introducen otros mundos. Todo el trabajo en complejidad y en lógicas no–clásicas no es otro que mostrarle a gente que vive el mundo en el día a día que otros mundos son posibles, e incluso necesarios.

Alcaldía: un “ruletazo” a todo o nada

Carlos Alberto Franco

04 Ago. 2015

La maquinaria caicedista, en el poder desde el año 2008, con su pupilo Jairo Ortega, confronta a Moncayo, Leal y Alzate, y ya sabemos, por experiencias pasadas, que para el candidato de la maquinaria en el poder, juegan en su favor la dispersión de fuerzas y división de los contendores.

La naturalización del conocimiento

Carlos Eduardo Maldonado

28 Jul. 2015

La naturalización del conocimiento es el resultado de los avances de lo mejor de la investigación de punta en ciencia; en ciencia y en filosofía. El conocimiento ya es más un rasgo claro y distintivamente humano.

"Cuatro tintos, por favor"

Ana Milena López de Vélez

27 Jul. 2015

En el Fondo Nacional del Café, los caficultores depositaron veinte billones de dólares en cincuenta años. Que todos los caficultores conozcan lo que ha sucedido con su agronegocio, es el primer paso del largo camino de vuelta para obtener justicia, reparación y paz.

Sobre fronteras, resquicios y pliegues

Carlos Eduardo Maldonado

19 Jul. 2015

El gran reservorio de la vida en el planeta se encuentra en aquellas formas de vida, de acción y de adaptación que no son inmediatamente visibles y evidentes.

Puntos de exploración, sobre los procesos de regionalización en América Latina

Tuto Flórez

17 Jul. 2015

El regionalismo en América Latina supone un análisis, por lo demás detallado, de aquellos procesos donde convergen los campos no solo económico y social, sino también el impulso político, que aboga por la construcción de una identidad regional.

Cuatro rasgos distintivos del determinismo

Carlos Eduardo Maldonado

13 Jul. 2015

Sin la menor duda, el determinismo se encuentra en el ADN de la civilización occidental y permea y constituye, al mismo tiempo, a la filosofía y a la ciencia clásica; esto es, aquellas que desde Platón y Aristóteles se proyectan hasta esta mañana (o casi).

Definiciones políticas y poder electoral

Carlos Alberto Franco

13 Jul. 2015

En tiempos electorales, el lenguaje utilizado por los políticos suele ser confuso. Conocer el significado de algunas de las expresiones utilizadas por los políticos, podría ser de utilidad a los electores.

La lección de El Mango (Cauca)

Luis Fernando García Núñez

06 Jul. 2015

El ejemplo de este pueblo caucano tiene un sentido profundo que vale la pena estudiar ahora, cuando muchos ciudadanos colombianos y del mundo quieren que se selle un tratado que han dado en llamar de paz.

El testaferro y la política municipal

El testaferro ha sido el capellán de alcaldes al servicio de la mafia. Sin necesidad de comprometer directamente su nombre, ha ganado ventajas con los políticos.


Después del auge de los carteles de Medellín y Cali, durante los años ochenta, las organizaciones del narcotráfico diversificaron sus estructuras y operativos, tomando la forma de microcarteles, estructurados con menos integrantes, más profesionales, menos publicidad, más rutas para embarcaciones, menos criminalidad masificada, más sometimiento de las autoridades, menos bombas, más soborno, menos exhibición en público, más extorsión a funcionarios. Los microcarteles habían heredado un aprendizaje criminal que los capacitaba para controlar localmente gobernantes, alcaldes, fuerza pública, comerciantes, jueces y poderes municipales. El narcotráfico y sus organizaciones trasladaban sus campamentos a ciudades intermedias.

Sin la notoriedad de sus grandes capos, los herederos del negocio comenzaron una campaña extensiva para adueñarse del poder político; los dineros del narcotráfico filtraron todas las instancias en campañas electorales locales, desde cuentas desbordantes en tesorerías, hasta los cientos de millones invertidos en publicidad política: candidatos a gobernaciones, alcaldías y consejos; jueces, contralores, procuradores, notarios y dirigentes municipales, todos recibían como maná del cielo dineros del narcotráfico. Nuevos apellidos mezclaron sus intereses con los viejos apellidos, para traer capitales del contrabando, lavar activos mafiosos y adueñarse de los municipios.

Las transferencias del gobierno central con destino a salud y educación, fueron reducidas a cajas menores. Los gastos se devoraron progresivamente por parte de contratistas, políticos y concejales, dentro de un período de corrupción incomparable. Alcaldes elegidos con dinero del narcotráfico sirvieron desde entonces como estoperoles. Quienes aportaron a sus campañas, obviamente, esperaron tasas elevadas de retorno. Contratos en obras públicas, licitaciones y pautas publicitarias no fueron suficientes. Los jefes de microcarteles querían más. Se apoderaron del comercio, penetraron los organismos de control y lograron titulaciones de tierras.

En ciudades intermedias, el despojo de tierras no fue siempre violento. Notarios y jueces facilitaron compras a precios ridículos. Tras la persecución a los principales capos del Valle, la compraventa de títulos de haciendas, empresas fachada y negocios del comercio, daba lugar a una feria de vulgares intereses. Dentro de esa legalidad manipulada, apellidos legendarios de la política local, locutores, periodistas reconocidos, concejales, alcaldes y mandarines, todos, se hicieron ricos como por arte de mafia. La condena económica que dejaba a estos municipios en la miseria, tenía del otro lado poderosos nombres que escalaban con apellidos el capitolio de la república.

El testaferro lograba también lo suyo. Personaje semioscuro de la política local, contratista de obras sin poseer título de ingeniero, astuto, zorro y ambicioso, el testaferro prestaba su apellido para lavar dineros del narcotráfico. Este personaje pasa desapercibido. Pero juega sus dados en cada campaña a la alcaldía, ataca a quienes considera enemigos de su candidato, muestra sus colmillos y se guarda de nuevo. Entre la gama variada de cerdos en la granja de la mafia, el testaferro es en realidad el personaje más desleal. Aunque publique su moral como crítico, es un asqueroso propietario de los bienes dejados por la mafia.

Es fácil descubrirlo. Sin educación o con títulos comprados, el testaferro era hasta hace poco una persona común. Sin dinero, ni propiedades, sin muchas credenciales, ni cultura, ni la ostentación de grandes logros. Antes, un pobre desconocido o un político sin trascendencia. Pero, milagrosamente, la mafia le hace rico, el fulano don nadie comienza adquiriendo bienes suntuosos: carros, mujeres, celebraciones fastuosas. La poca educación es reemplazada en su caso por la ampulosidad del poder. Su apellido contribuye a ampliar la maquinaria devoradora del presupuesto, lavar activos del narcotráfico y fomentar un estilo de vida rico. Predica en público valores, pero es perverso convirtiendo sus riquezas en un modelo de consumo.

El testaferro ha sido el capellán de alcaldes al servicio de la mafia. Sin necesidad de comprometer directamente su nombre, ha ganado ventajas con los políticos. Lejos de los reflectores de los medios de opinión, este personaje maquina los destinos de la ciudad, conjura a los críticos y hace de mandadero. La mafia le ha dado bienes a su nombre, los administra como dueño, disfruta las abundancias de los ricos del pueblo, exhibe sus gafas oscuras y sus escoltados orangutanes van a sus espaldas. El testaferrato se convirtió en una profesión lucrativa, sin esfuerzo, ni trabajo, ni valores, sus personajes lograron al amparo de jueces y notarios, tierras y propiedades de la mafia. No son la mafia, pero consiguieron atrapar con su influencia en la política local, las fortunas de las organizaciones criminales.

En Palmira, como en las demás ciudades intermedias, los testaferros tienen nombres y apellidos. Han fundado sus ganancias en dinero fácil, son gamberros del poder, localizan contratos públicos, lamen a los alcaldes para quienes hicieron campañas, y entregan información estratégica a los nuevos capos de la mafia local. Los testaferros son perros a la caza del gasto fiscal del municipio, saben que sus fuentes de corrupción parecen inacabables.

Mientras no descubramos esa zona gris del narcotráfico, en los nuevos ricos del testaferrato, los municipios seguirán atrapados en manos de la mafia. En el caso de Palmira, estos personajes se pasean como si nada.

Últimos artículos

  • 1
  • 2
Prev Next

Carlos Eduardo Maldonado

¿Construir o sembrar?

¿Construir o sembrar?

30 Ago. 2015

Luis Fernando García Núñez

Educación, salud y violencia

Educación, salud y violencia

24 Ago. 2015

Carlos Eduardo Maldonado

Ese mal que es el estado–nación

Ese mal que es el estado–nación

23 Ago. 2015

Ricard de Montsegur

Cristo contra la Biblia

Cristo contra la Biblia

23 Ago. 2015

Luis Fernando García Núñez

La bomba atómica

La bomba atómica

17 Ago. 2015

iso-palmiguiaAcerca de Palmiguía • E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.Términos y condiciones de uso • ISSN 2248-7123