Palmira, Valle del Cauca, Colombia

Opinión

¿Cómo fue el origen de la física cuántica?

¿Cómo fue el origen de la física cuántica?

Carlos Eduardo Maldonado

21 Sep. 2014

La física cuántica nace del resultado de varios antecedentes, directos e indirectos, y de un feliz almuerzo una tarde de domingo con un comensal inteligente y activo en investigación de punta.

Leopoldo de Quevedo

Ring de fierecillas indómitas

Ring de fierecillas indómitas

21 Sep. 2014

El debate quedó en tablas porque no hubo quien respondiera de las acusaciones y las verdades. Todo fue una musaraña, un conato de volcán en erupción y amenazas de acusaciones entre aforados y besos furtivos entre "amiguis".

Luis Fernando García Núñez

La infamia de la insistencia

La infamia de la insistencia

19 Sep. 2014

Se ha confinado la libertad creyendo en novedosas herramientas para conducir el futuro, y se ha perdido la individualidad, pues hoy el mundo está en las manos de unos pocos y poderosos mercenarios que patrullan cada uno de nuestros pasos.

Ana Milena López

Café: ¡no pasarán!

Café: ¡no pasarán!

18 Sep. 2014

Creo firmemente que, aunque hoy no lo parezca, la marca Juan Valdez retornará a sus legítimos dueños. Ellos no pasarán. El bien general privará sobre el bien particular. ¿Cuándo? Hagan sus apuestas.

Leopoldo de Quevedo

Café, nubes y mujeres poetas en Quindío

Café, nubes y mujeres poetas en Quindío

18 Sep. 2014

Después del II Encuentro quedan unos sabores, unas imágenes y sensaciones que son imposibles de borrar del inconsciente y la retina. Permanecerán volando unas alas de garza blanca sobre el Valle del Cocora, los cafetales y sobre la cordillera.

Geraldina Méndez

La verdad en música

La verdad en música

16 Sep. 2014

No tiene la verdad en música que ver con sus posibles contenidos éticos: la obra musical está cubierta con el manto de la ingenuidad (por no decir en ocasiones de la impunidad) con respecto a la intención en sí misma.

Carlos Eduardo Maldonado

¿Qué es la hipercomputación biológica?

¿Qué es la hipercomputación biológica?

15 Sep. 2014

Para los sistemas vivos, en general, procesar información es un asunto literalmente de vida o muerte. Si la información es mal procesada la vida puede encontrarse en peligro y desaparecer el organismo.

Carlos Alberto Franco

La estación del tren y la vieja alcaldía: ¿cuándo las salvamos?

13 Sep. 2014

Cada persona construye su ciudad invisible, su plano mental del lugar que rara vez coincide con el plano oficial de la urbe, pero que tiene mayor validez.

Ana Milena López

Seis cifras encadenadas

12 Sep. 2014

Hay tanto por hacer para levantar las cadenas productivas del suelo y colocarlas en forma vertical. Primero activar la voluntad de la sociedad, la censura de todos nosotros al inequitativo modelo actual.

Luis Fernando García Núñez

Ha muerto un banquero

11 Sep. 2014

Dicen las noticias que América y España le deben mucho. Con seguridad muchísimo. Más de lo que él mismo, tan desinteresado, podría saber.

Carlos Alberto Franco

La movilidad: ¿frenada o en reversa?

09 Sep. 2014

Si persisten dudas sobre flujos vehiculares, motos, bicicletas, peatones (a lo que se suma la no solución para los vendedores ambulantes); mañana el remedio podría resultar peor que la enfermedad: invasión del nuevo espacio público restaurado.

Geraldina Méndez

El jardín del alma

09 Sep. 2014

La creación puede ser sanadora tanto para el creador como para el espectador. Esa es la fuerza que mantienen las grandes obras de arte a través de los siglos: no podemos vivir sin ellas, o simplemente nuestra vida sería peor.

Carlos Eduardo Maldonado

¿Qué es la biología cuántica?

08 Sep. 2014

Carecemos aún de una teoría general (o unificada) acerca de los sistema vivos, tal y como los conocemos y tal y como podrían ser posibles. Aún así, se han logrado enormes avances que nos permiten ser optimistas en el futuro inmediato y a mediano plazo.

Carlos Alberto Franco

Lucas, La Buitrera y su pintura

08 Sep. 2014

Lucas 2010 pinta al instante, "pilla" el acontecimiento del poblado, se solaza con la cotidianeidad de una gallada de muchachos haciendo volar sus cometas en agosto, disfruta la simplicidad y la belleza del entorno.

Tribuna

La criminalidad en las ciudades de América Latina: sus cifras y sus causas

02 Sep. 2014

Las cifras de criminalidad son poco fiables. Las autoridades cambian con frecuencia el método de recolección o el método de cálculo, a veces para esconder el aumento inesperado e indeseado de la inseguridad llegando, en ocasiones, a falsificar los datos que reportan.

Carlos Alberto Franco

El ambiente y lo que el viento se llevó

01 Sep. 2014

Soñar que somos competitivos dañando el ambiente no es más que un cuento desarrollista: hoy el Valle del Cauca ocupa nacionalmente el séptimo lugar con 4.54 sobre diez puntos, antecedido por Bogotá (7.54), Antioquia, Santander, Caldas, Boyacá y Risaralda.

Geraldina Méndez

La música y el amor: una delgada línea

01 Sep. 2014

La lógica es buena para ciertas cosas, pero no se puede vivir sin poesía. Sin poesía no hay amor. No hablo de la poesía como forma literaria, sino como aspecto numinoso de la existencia.

Leopoldo de Quevedo

El encanto del perfume

01 Sep. 2014

Ni Egipto con todas sus pompas, ni Roma en su esplendor imperial, ni los otomanos ni en las cortes europeas pueden decir que encontraron ese tesoro que hoy guardamos en pequeños cofres de vidrio.

Tribuna

Arrestos en Colombia muestran que los lazos entre criminales y políticos son difíciles de romper

29 Ago. 2014

Treinta y dos figuras públicas, incluyendo políticos antiguos y actuales, fueron arrestadas en la región del Urabá por sus presuntos vínculos con grupos paramilitares, en un caso que resalta la continua amenaza que representan los vínculos entre políticos y criminales.

Tribuna

Las reacciones a la vacuna contra el papiloma humano: una casualidad no tan casual

27 Ago. 2014

Es difícil afirmar que la vacuna contra el VPH sea la causante de los casos de las niñas de Bolívar y de otros que van apareciendo en Antioquia y el Valle. Lo cierto es que detrás de la vacuna hay un gran negocio influenciado por los compromisos adquiridos en los TLC.

Leopoldo de Quevedo

¿Es mejor la derecha que la izquierda?

27 Ago. 2014

Hoy nadie se diferencia de nadie. Lo que se pelea es el poder, el afán del dinero para sus bolsillos, las prebendas de quien esté en la presidencia, y... el olvido del pueblo raso. Ya no hay izquierda ni derecha. Todos están en el mismo colador y rasero.

El testaferro y la política municipal

El testaferro ha sido el capellán de alcaldes al servicio de la mafia. Sin necesidad de comprometer directamente su nombre, ha ganado ventajas con los políticos.


Después del auge de los carteles de Medellín y Cali, durante los años ochenta, las organizaciones del narcotráfico diversificaron sus estructuras y operativos, tomando la forma de microcarteles, estructurados con menos integrantes, más profesionales, menos publicidad, más rutas para embarcaciones, menos criminalidad masificada, más sometimiento de las autoridades, menos bombas, más soborno, menos exhibición en público, más extorsión a funcionarios. Los microcarteles habían heredado un aprendizaje criminal que los capacitaba para controlar localmente gobernantes, alcaldes, fuerza pública, comerciantes, jueces y poderes municipales. El narcotráfico y sus organizaciones trasladaban sus campamentos a ciudades intermedias.

Sin la notoriedad de sus grandes capos, los herederos del negocio comenzaron una campaña extensiva para adueñarse del poder político; los dineros del narcotráfico filtraron todas las instancias en campañas electorales locales, desde cuentas desbordantes en tesorerías, hasta los cientos de millones invertidos en publicidad política: candidatos a gobernaciones, alcaldías y consejos; jueces, contralores, procuradores, notarios y dirigentes municipales, todos recibían como maná del cielo dineros del narcotráfico. Nuevos apellidos mezclaron sus intereses con los viejos apellidos, para traer capitales del contrabando, lavar activos mafiosos y adueñarse de los municipios.

Las transferencias del gobierno central con destino a salud y educación, fueron reducidas a cajas menores. Los gastos se devoraron progresivamente por parte de contratistas, políticos y concejales, dentro de un período de corrupción incomparable. Alcaldes elegidos con dinero del narcotráfico sirvieron desde entonces como estoperoles. Quienes aportaron a sus campañas, obviamente, esperaron tasas elevadas de retorno. Contratos en obras públicas, licitaciones y pautas publicitarias no fueron suficientes. Los jefes de microcarteles querían más. Se apoderaron del comercio, penetraron los organismos de control y lograron titulaciones de tierras.

En ciudades intermedias, el despojo de tierras no fue siempre violento. Notarios y jueces facilitaron compras a precios ridículos. Tras la persecución a los principales capos del Valle, la compraventa de títulos de haciendas, empresas fachada y negocios del comercio, daba lugar a una feria de vulgares intereses. Dentro de esa legalidad manipulada, apellidos legendarios de la política local, locutores, periodistas reconocidos, concejales, alcaldes y mandarines, todos, se hicieron ricos como por arte de mafia. La condena económica que dejaba a estos municipios en la miseria, tenía del otro lado poderosos nombres que escalaban con apellidos el capitolio de la república.

El testaferro lograba también lo suyo. Personaje semioscuro de la política local, contratista de obras sin poseer título de ingeniero, astuto, zorro y ambicioso, el testaferro prestaba su apellido para lavar dineros del narcotráfico. Este personaje pasa desapercibido. Pero juega sus dados en cada campaña a la alcaldía, ataca a quienes considera enemigos de su candidato, muestra sus colmillos y se guarda de nuevo. Entre la gama variada de cerdos en la granja de la mafia, el testaferro es en realidad el personaje más desleal. Aunque publique su moral como crítico, es un asqueroso propietario de los bienes dejados por la mafia.

Es fácil descubrirlo. Sin educación o con títulos comprados, el testaferro era hasta hace poco una persona común. Sin dinero, ni propiedades, sin muchas credenciales, ni cultura, ni la ostentación de grandes logros. Antes, un pobre desconocido o un político sin trascendencia. Pero, milagrosamente, la mafia le hace rico, el fulano don nadie comienza adquiriendo bienes suntuosos: carros, mujeres, celebraciones fastuosas. La poca educación es reemplazada en su caso por la ampulosidad del poder. Su apellido contribuye a ampliar la maquinaria devoradora del presupuesto, lavar activos del narcotráfico y fomentar un estilo de vida rico. Predica en público valores, pero es perverso convirtiendo sus riquezas en un modelo de consumo.

El testaferro ha sido el capellán de alcaldes al servicio de la mafia. Sin necesidad de comprometer directamente su nombre, ha ganado ventajas con los políticos. Lejos de los reflectores de los medios de opinión, este personaje maquina los destinos de la ciudad, conjura a los críticos y hace de mandadero. La mafia le ha dado bienes a su nombre, los administra como dueño, disfruta las abundancias de los ricos del pueblo, exhibe sus gafas oscuras y sus escoltados orangutanes van a sus espaldas. El testaferrato se convirtió en una profesión lucrativa, sin esfuerzo, ni trabajo, ni valores, sus personajes lograron al amparo de jueces y notarios, tierras y propiedades de la mafia. No son la mafia, pero consiguieron atrapar con su influencia en la política local, las fortunas de las organizaciones criminales.

En Palmira, como en las demás ciudades intermedias, los testaferros tienen nombres y apellidos. Han fundado sus ganancias en dinero fácil, son gamberros del poder, localizan contratos públicos, lamen a los alcaldes para quienes hicieron campañas, y entregan información estratégica a los nuevos capos de la mafia local. Los testaferros son perros a la caza del gasto fiscal del municipio, saben que sus fuentes de corrupción parecen inacabables.

Mientras no descubramos esa zona gris del narcotráfico, en los nuevos ricos del testaferrato, los municipios seguirán atrapados en manos de la mafia. En el caso de Palmira, estos personajes se pasean como si nada.

Destacamos

Seres humanos padres, seres humanos hijos. Trastorno con Déficit de Atención por Hiperactividad

Seres humanos padres, seres humanos hijos. Trastorno con Déficit de Atención por Hiperactividad

Lourdes Arriaga

Una de las labores de los padres de cualquier niño es ayudarlo a encontrar sus habilidades para que llegue a ser productivo y se incorpore a la sociedad. Esta labor le brinda también al individuo la sensación de utilidad y, por lo tanto, su autoestima crece.

iso-palmiguiaAcerca de Palmiguía • E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Escriba a Palmiguía Términos y condiciones de uso • ISSN 2248-7123